Errores que no deberías cometer este verano con tus Thunder

cristales, cuidar gafas, gafas, gafas de sol, gafas de sol polarizadas, lente, lentes, lentes polarizadas, limpiar, moda, polarizadas, protección gafas de sol, protección uv400, sol, sunglasses, UV400, verano -

Errores que no deberías cometer este verano con tus Thunder

La gran mayoría de los mortales, no nos despegamos de nuestras gafas de sol en verano y las llevamos a prácticamente cualquier lugar. Y aunque tienen aguante, solemos cometer algunos errores que podrían hacer que nuestras Thunder no duren todo lo que queremos.

¿Se te ocurre alguno?

Ten en cuenta…

Por lo general, en vacaciones nosotros mismos e incluso todos nuestros objetos personales y complementos sufren las consecuencias. Cuando vamos a la playa, la arena, la sal y el sol son los factores con los que hay que tener cuidado.

Por muy buenas que sean tus gafas de sol y creas que son indestructibles, lamentamos decirte que no lo son y que cuánto más las cuides, más durarán.

Es por eso por lo que en el post de hoy hemos recopilado algunos consejos y aspectos  que deberías tener en cuenta si quieres mantener tus Thunder perfectas durante todo este verano y los siguientes.

 No las expongas demasiado al sol y al calor

A pesar de que puede sonar contradictorio y son un complemento específico para cubrirse del sol y el sol conlleva calor, deberías evitar dejarlas expuestas en exceso, ya que el calor podría deformarlas, cediendo así las patillas, perdiendo tornillos. Por eso, cuando no estés utilizando tus gafas de sol Thunder, guárdalas en un estuche o en un lugar en el que no incida el sol.


Dos grandes enemigos: la arena y el agua salada o clorada

Además de para muchos de nosotros, la molesta arena de la playa también es enemiga de nuestras gafas. El cristal y el plástico se rayan de forma irreversible, por lo que ten cuidado con eso.

Por otro lado, el agua salada del mar o las piscinas cloradas, estropea tus gafas de sol, ya que dejan restos que no se evaporan. Algunos modelos muy específicos y diseñadas para deportes acuáticos llevan una capa protectora de vaselina para evitarlo, pero si tus gafas de sol no son de este tipo, será mejor que evites mojarlas.

 

Evita ponertelas en la cabeza

No nos vamos a engañar, ponerse las gafas en la cabeza cuando no las estamos utilizando es un buen método para tenerlas a mano, e incluso en ocasiones le da un toque cool al look.

Pero, cuando se enredan en nuestro pelo ya no es tan divertido. Además de que se ensucian con más facilidad debido a que en el pelo hay restos de todo tipo, al quitarlas y ponerlas de la cabeza las deformas y las varillas se aflojan.


No toques las lentes con los dedos

Del mismo modo que con el pelo, todo lo que sea tocar tus gafas las ensuciará. Especialmente, las huellas tienen grasa (por limpias que estén tus manos), y es difícil de quitar. Lo mismo pasa con las cremas.


Limpiarlas con la camiseta o similar está prohibido

Hacerlo cuando no tenemos otra cosa a mano, es demasiado común. Pero no por ello es correcto.

La mejor opción siempre será limpiarlas en seco con una gamuza de microfibra, o en el caso de estar muy sucias con agua y jabón pH neutro con los dedos y dejar que sequen solas.

¿Y tú, ya sigues estos consejos para cuidar tus gafas de sol Thunder?